Primer cuaderno

María Elena González Rodríguez.

LA LETRA OCULTA
(La construcción de un sueño y su deconstrucción racional)

 

A mi madre,
 por «leerme» cada día en el curso de la vida, prestarme su paciencia y enseñarme a creer en mí;
por permitirme ser  motivo de esperanza y apoyo en la enfermedad;  y  por convertirme en  protagonista principal, encabezando el cartel de reparto  frente a quienes  han  puesto   huella en  la obra presente:  la indiferencia,  la hipocresía,  la injusticia  y  la cobardía; las manifestaciones más populares de esa pareja inseparable que constituyen el mal y la envidia. 

A cuantos
han dejado en el libro concebido: calma, virtud, salud o caricias.  Y a todos aquellos que conocen y comprenden mi lucha, conservan  afecto y  manifiestan el triunfo con su certeza.

Al verso cómplice, 
la  letra oculta de este cuaderno.

Compartir: